¿Cómo afectan las lluvias intensas a mis edificaciones?

De acuerdo a los estudios publicados por el Servicio Meteorológico Nacional, este año se presentarán lluvias más intensas, debido a los cambios climáticos que hemos tenido. En algunos Estados de la República ya han iniciado incluso con tormentas eléctricas, las cuales no sólo afectan el día a día en el desarrollo de nuestros proyectos constructivos sino también pueden generar humedad estructural en los procesos ya finalizados e incluso en nuestros hogares.

¿Qué es la humedad estructural?

Esta es conocida como una “enfermedad” que se puede presentar en los edificios, causando graves daños tanto internos como externos y es causado en su mayoría de los casos por temas de capilaridad y filtraciones, debido a la acumulación de agua sobre el terreno.

Algunos de los problemas que puede generar la humedad estructural son:

  • Daños estéticos en los cerramientos y particiones. En los elementos metálicos, que se encuentren expuestos, pueden llegar a corroerse y disminuir su capacidad portante.
  • Si llegase a ascender en tus paredes de mampostería, podría afectar el interior del edificio e incluso el revestimiento exterior, desgastando tus fachadas y tabiquería.
  • Desprendimiento de aplanados, recubrimientos e incluso deterioro más rápido del material.
  • Desgaste de fachadas y tabiquería.
  • Fallas en la estabilidad de los cerramientos de adobe o de madera, e incluso en los aislamientos térmicos.
  • En temas de pavimentación, puede generar abombamiento o deformaciones haciendo que afloren las capas inferiores de los pisos.
  • Afecciones estéticas permanentes presentándose en forma de decoloración o con moho.
  • Fallas en las instalaciones que se hayan realizado cerca o dentro de los muros, como instalaciones eléctricas (bombas, contadores, generadores, maquinaria de climatización y ventilación, etc.).
  • Debilitamiento en los muros de carga, afectando la seguridad e integridad de la construcción.

Detectar este tipo de humedad es muy simple, ya que puede generar efectos a simple vista como grietas, goteras, moho, manchas de humedad, inundaciones o incluso mal olor. Si llegas a contar con alguno de estos efectos, es importante solucionarlo lo ante posible, para evitar todos los problemas antes mencionados, evitándote costos extras en tus construcciones.

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *