¿Cómo adaptar tu casa con arquitectura bioclimática?

El problema más importante con relación a las casas, son los climas extremos, ya que hace mucho calor o hace mucho frío, además en ocasiones no contamos con los materiales adecuados que soporten climas extremos. Para regular la temperatura generalmente utilizamos aparatos eléctricos como aire acondicionado, lo cual nos genera mayor gasto y contribuye al calentamiento global. Es ahí donde nos podemos apoyar en la arquitectura bioclimática.

Es importante mencionar que la arquitectura bioclimática tiene como función ayudar a regular la temperatura de tu hogar, ya que ayuda a mantener fresco el hogar en temporada de calor y cálido en temporada de frío. Esto se logra por medio del diseño, los techos y los pisos, tomando en cuenta la forma en la que circula el aire y la luz solar.

Cómo funciona el diseño bioclimático

La ventaja del diseño bioclimático es que hay soluciones muy sencillas, desde considerar el diseño de los elementos arquitectónicos hasta la elección correcta de los materiales. Con el paso del tiempo te ahorrarás dinero y problemas. Algunas de las acciones que puedes tomar en cuenta para que tu casa tenga un diseño bioclimático pueden ser:

  1. La correcta ubicación y tamaño de las ventanas te ayudará a mantener tu hogar cálido en zonas frías, y fresco en zonas calurosas, además de que puedes aprovechar la luz solar el mayor tiempo posible del día de acuerdo a la orientación de la casa.
  2. Reducir el consumo de electricidad te ayudará a ahorrar y a disminuir los efectos que contribuyen al calentamiento global. Existen varias formas con las que puedes gastar menos energía, las más sencillas son, mantener ventilada tu casa durante la temporada de calor y bien cerrada durante la época de frío, así evitas usar calefacción y ventiladores. También es una buena idea tener desconectados los aparatos electrodomésticos que no estés utilizando en el momento, y utilizar focos ahorradores. En las zonas con condiciones climáticas extremas, es más probable que utilices aparatos eléctricos para sentirte más cómodo y estos elevan tu recibo de luz. Es cierto que el aislamiento térmico dependerá de los recursos con los que cuentes, pero hay algunos trucos que te pueden ayudar:
  • Puedes aplicar morteros especiales a las paredes como PASA® Termik
  • Utilizar pinturas reflectivas como Cool Muros, pintura térmica e impermeable.
  • Colocar vegetación cerca de los muros para mantenerlos frescos como el sistema Roof Garden o Muros Verdes.

Estas técnicas te ayudarán no sólo a mantener tu hogar más fresco y ahorrar dinero, también te ayudarán a cuidar tu planeta, así como los productos que te presentamos en Expo CIHAC, si aún no los conoces, te invitamos a que te des una vuelta por nuestra página https://pasaimper.com/purifik/

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *