El liderazgo entre el ingeniero y el maestro de obras

 

En una obra, dominar los números es clave, la maquinaria es necesaria, los permisos de trabajo son esenciales, pero los más importante es saber cómo liderar el personal.

La calidad de una obra no se evalúa solo por aspectos materiales y técnicos, sino también por el recurso humano que cuenta. Este artículo está dedicado para los ingenieros mexicanos

El ingeniero civil siempre tendrá bajo su cargo, un equipo de personas dispuestas a recibir orientación y asesoría. Entre ese grupo de personas, está su mano derecha, el maestro de obras. 

¿Cómo empezar una buena relación entre ambos? La comunicación es primero, pero no sobre temas técnicos de la obra, sino conociéndose mejor, compartiendo vivencias, experiencias y aprendizajes. Esto ayuda mucho ya que se refleja el conocimiento, el nivel de reacción y respuesta ante diferentes escenarios. 

Entender el porqué se hacen las cosas. Las construcciones no solo deben verse con fines comerciales, todo ladrillo que se coloque, cada medida, impermeabilización, montaje de pisos e interpretación de planos, se vuelve al final una contribución a la sociedad. Casas, residencias, oficinas, parques y demás, serán de uso, obsequio y seguridad  para otras personas. Si ambos profesionales están alineados en esta visión, el proyecto saldrá adelante. 

Normalmente la diferencia entre ambos reside en el grado académico que tengan: secundaria, licenciatura o maestría concluida. Pero a nivel de trabajo, comparten muchas similitudes.  

Ambos pueden desempeñarse de manera versátil en labores de análisis, diseño, planificación, dirección, construcción, operación o inspección. Si el maestro de obras no cuenta con alguna habilidad de las anteriores, el ingeniero puede convertirse en un mentor/líder. Siempre será recomendable aprender algo nuevo todos los días, ser capaces de ser el mentor que imparta estos conocimientos será más reconfortante y útil para otras personas.  

Incluso, surgen casos en el que el ingeniero deberá tomar decisiones acertadas. Si no sabe qué acciones tomar, es importante apoyarse de un líder más, en este caso, del maestro de obras.

El liderazgo en una obra de construcción la tendrá siempre el director, por su posición jerárquica y nombre, pero si logra crear un ambiente de respeto, comunicación y trabajo mutuo, el liderazgo de los dos perfiles mencionadas en el titular de este artículo, será transmitida y de ejemplo para el resto del equipo operario. 

La construcciones y diseños que realicen los ingenieros junto a sus amigos los maestros de obras, quedarán para muchos años; que también así sea su liderazgo. 

En PASA® orientamos y acompañamos durante todas las etapas de sus proyectos a ingenieros y maestros de obra para garantizar su éxito mediante asesorías y visitas técnicas. Contáctanos por medio de nuestra línea 01 800 7272 444 o a nuestro correo electrónico info@pasaimper.com para obtener más información.

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Deja un comentario