Evita filtraciones en sótanos

La humedad suele ser un problema que se relaciona con la aparición de goteras y daños en tejados o aquellos muros que están más expuestos a las amenazas del exterior, sin embargo, las filtraciones en sótanos son más comunes de lo que se piensa, y estas pueden ocasionar diversos daños estéticos, estructurales, y en ciertos casos, afectar la salud de quienes viven bajo estas condiciones.

Los sótanos, en una construcción, pueden tener diversos propósitos: desde ser una oficina hasta un cuarto de juegos, o el estacionamiento de un centro comercial. Sin importar su finalidad, es una parte importante de un inmueble y debe tener el mantenimiento adecuado para evitar la aparición de humedad.

¿Qué causa la aparición de humedad en los sótanos? Las razones, aunque variadas, están siempre motivadas por filtraciones en el terreno circundante; estas pueden ser por causas naturales (la circulación del agua por el subsuelo o el clima del lugar donde se encuentra la obra, por mencionar algunas), problemas en las instalaciones de fontanería o saneamiento, lo que produce un vertido de agua constante que humedece el terreno.

Regularmente este tipo de problemas se intenta reparar tapando la primera señal de humedad: la caída de la pintura, no obstante, si la filtración no se atiende de raíz, esta seguirá dañando la estructura.

Para evitar las filtraciones de agua, es de suma importancia contar con un sistema impermeable de recubrimiento que fortalezca la estructura y la proteja de la aparición de humedades generales. De no prevenir esto o actuar a tiempo, las filtraciones pueden ocasionar daños en el acabado estético, manchas en los muros (usualmente en las esquinas), aparición de moho, malos olores y, en algunos casos, la caída del revestimiento de las paredes. Esto, a su vez, se traduce en daños estructurales y sobrecostos. 

Algunas de las ventajas de utilizar recubrimientos impermeables son:

  • Puede aplicarse del lado negativo o positivo de la superficie
  • Se adhiere y penetra monolíticamente en la estructura 
  • Protege el acero de refuerzo contra la corrosión
  • Crea una barrera que impide el paso del agua

En PASA® contamos con Krystol T1, un recubrimiento cementoso creado a partir de químicos orgánicos que penetran los poros y conductos capilares de concreto, debido a esto, es ideal para terminar con las filtraciones en acabados que estén en constante contacto con el agua. Además, es no metálico y no tóxico, excelente para ser aplicado en sótanos, muros de contención y otras superficies más exigentes como cisternas, albercas, jardineras, tuberías y acueductos, entre muchas otras. ¡Te invitamos a conocerlo!

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Deja un comentario