¿Qué no hacer en caso de tener humedad o filtraciones?

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, la presencia de humedad o filtraciones puede llegar a afectar las edificaciones más allá de lo que se ve a simple vista, por eso e importante darle el cuidado necesario de acuerdo al tipo de filtración.

Ya sea desde un desprendimiento de la superficie, hasta la presencia de salitre o moho, cada tipo de humedad necesita un tratamiento o solución específica. Seguramente te ha pasado que al realizar algún trabajo, te encuentras con la superficie abultada o incluso descarapelada debido a filtraciones, esto puede prevenirse y solucionarse de distintas maneras:

Antes de realizar cualquier proceso, identifica el origen del problema, ya que en ocasiones la causa puede ser más profunda de lo que pensamos y no solemos darle la importancia suficiente.
Para empezar, es importante establecer que debes evitar esconder la zona dañada únicamente con pintura.
Una vez identificada toda la zona dañada, lo ideal es limpiar la superficie, pero también es importante aplicar un recubrimiento que la proteja de futuras filtraciones.
Recuerda seleccionar y aplicar el material idóneo para cada superficie y/o problema.
En caso de ser algún tema estructural, puedes revisarlo con algún profesional, ellos te podrán ayudar a brindar una solución completa al problema.

Por otra parte, recordemos que si nuestras paredes o muros tienen presencia de salitre, esto es a causa de una filtración ascendente y dependiendo de la gravedad, es el tipo de solución que debemos darle, estas soluciones puedes encontrarlas en nuestro artículo “¿Cómo eliminar el salitre?”, pero si ya identificaste que el problema sólo es superficial, bastará con que retires la pintura de la zona dañada, hagas la limpieza de la superficie con
un cepillo y en caso de ser en muros exteriores, te recomendamos utilizar PURIFI-K® Cool Muros y en caso de ser fachadas de acabado pétreo aplicar PASA® Protecto Sil A, el cual cuenta con gran repelencia al agua y no altera la apariencia de la superficie.

Asimismo y entrando en temas de salud, la presencia de hongos o moho, puede no sólo afectar la superficie, sino el estado físico principalmente de niños y adultos mayores.
Seguramente muchos han escuchado que basta con limpiar la superficie hasta que quede libre de hongos y después pintarla para que desaparezca cualquier rastro visible, pero esto no es del todo efectivo. Es importante evaluar primero el tipo de humedad que tenemos, y lo que ha causado la presencia de moho y hongos, ya sea por condensación, que suele ser la más común y la más fácil de solucionar, por infiltración o por capilaridad, estas dos últimas sí requieren estudiar más a fondo el problema y encontrar la razón por la cual se está presentando, ya que incluso puede llegar a ser por una tubería rota y esto causaría un daño más grande a futuro.

Como verás, la humedad y las filtraciones son más complejas de lo que realmente aparentan y aunque muchas veces sea complicado aclarar este tema a nuestros clientes, siempre es importante brindarle toda la información de manera real y directa, haciendo notar que nuestro trabajo es 100% profesional y confiable.

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *