Mejores prácticas para reparar goteras

¿Sabías que en época de lluvias, debido a filtraciones de agua y humedad, el daño en las viviendas aumenta hasta en un 50%?

Seguramente en esta época de lluvias y con lo intensas que han estado estas últimas semanas, ya empezaste a detectar filtraciones que están dejando huella en las superficies de tus edificaciones o incluso hasta goteras, pues a continuación te compartimos algunos puntos que ayudarán a eliminarlas por completo. 

Empieza por hacer una inspección de tu hogar

El primer paso del proceso suena bastante obvio pero este es el punto clave para saber qué tan fácil o complicado será el proceso para reparar tu superficie. Revisa por dentro el techo de tu edificio o casa y busca cualquier indicio de humedad, no importa si tiene contacto directo con la superficie externa o no. Identifica si existe una ligera mancha con la pintura inflada o incluso zonas donde la pintura ya se está cayendo, una vez identificada esta zona al interior, pasa a la parte exterior y busca si hay alguna grieta, ya que este es el primer punto de acceso al interior de tu edificación y puede que no esté sellada de la forma correcta.

Limpieza de la superficie

Eliminar polvo, grasa o partículas sueltas o mal adheridas, así como aristas y protuberancias puntiagudas.

Resana grietas y fisuras

Ya que tu superficie se encuentra completamente limpia, es momento de cubrir las grietas o fisuras en caso de que hayas encontrado, por eso te recomendamos utilizar Aislaflex® Cement, un cemento plástico base acrílica que por su consistencia se amolda perfectamente a las fisuras o grietas.

Aplica sellador en toda la superficie

Tal vez en tu superficie no encontraste alguna grieta, pero puede que haya fisuras muy pequeñas que no se detectan a simple vista y esta puede ser un problema a largo plazo. Por eso lo ideal es aplicar una capa de sellador en toda la superficie.

Para este procedimiento te recomendamos Aislaflex® Sello, el cual promueve una mejor adherencia entre el sustrato y el impermeabilizante.

Coloca la primera capa de impermeabilizante

Una vez que ya toda la superficie se encuentra reparada y seca, llegó el momento de aplicar el recubrimiento. En este caso te recomendamos utilizar Aislaflex® 10+1, cuenta con hasta 11 años de protección y excelente calidad.

Puedes utilizar un cepillo de ixtle para aplicarlo en toda la superficie, sin ejercer demasiada presión, lo ideal es que quede uniforme en toda la superficie.

Aplica una tela o malla de refuerzo

Estando aún fresca la primera mano de impermeabilizante se coloca la malla de refuerzo PASA ® Protecto Malla Plus evitando que queden arrugas o abolsamientos, traslapando 10 cm. siempre a favor de la pendiente.

Segunda capa de impermeabilizante

Como último detalle y para darle un mayor refuerzo a tu techo, aplica una segunda capa de impermeabilizante en sentido transversal a la primera y deja secar por lo menos 24 horas.

Listo, como verás es un proceso muy sencillo, pero a la vez muy específico, ya que si no contemplas alguno de los pasos mencionados, puede afectar tanto la durabilidad como la resistencia o flexibilidad del producto y afectar el trabajo que ya realizaste.

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *