¿Qué elementos se revisan durante una inspección de techo?

Inspección de techos: mantenimiento y reparación | PASA

Si quieres mantener la vida útil de tu techo y obtener los mejores beneficios de tu sistema de impermeabilización actual, es recomendable hacer una inspección de techos y cubiertas con regularidad. 

Como con otros elementos de una estructura, el techo debe revisarse con cierta periodicidad. Lo recomendable es hacer una revisión por lo menos una vez al año, sin embargo, dos revisiones es lo ideal para evitar que los daños, en caso de haber, sigan avanzando. 

Cabe mencionar que una revisión de techo es necesaria después de un evento climatológico, esto para confirmar que no existan daños en la superficie y en caso de haber, tomar las medidas necesarias.

¿Qué revisar al  hacer una inspección de techo?

Ya sea que tú decidas hacer esta inspección o contrates a un profesional para hacerlo, estos son los puntos a revisar:

  • Encharcamientos. Si parte del techo está hundido, se debe revisar esta área en busca de humedad, moho, o en el peor de los casos, podredumbre. Los encharcamientos causan un deterioro prematuro al sistema impermeable que pone en riesgo la integridad de las personas que habitan la estructura y provoca acumulación de agua, misma que puede afectar a tu sistema impermeable en caso de no ser tratado a la brevedad.
  • Grietas y juntas. Los movimientos estructurales, así como ciertos acontecimientos naturales (sismos, tormentas y lluvias en general), desgastan las superficies hasta crear aberturas. Si estas no se reparan a tiempo, dan paso al agua hacia la estructura, formando filtraciones y otros problemas de humedad en las superficies.
  • Problemas en los bajantes. Este es un elemento crucial durante una inspección. Si los bajantes están dañados o con obstrucciones, el agua puede quedarse estancada, lo que a la larga podría provocar humedad y filtraciones.
  • Residuos y material suelto. Hojas, ramas o residuos que se desprenden de la superficie con el paso del tiempo, son elementos que a largo plazo pueden contribuir al deterioro del techo. Estos materiales obstruyen el paso del agua, lo que puede ocasionar encharcamientos.

Además de realizar la reparación de los problemas que se encuentren y dar mantenimiento de rutina a los techos, es importante impermeabilizar regularmente para asegurar su resistencia ante la humedad.

Incrementa la vida útil de tu techo con AISLAFLEX® TODO TERRENO

Este impermeabilizante acrílico puede aplicarse sobre impermeabilizaciones existentes o como un nuevo sistema. Posee resistencia al envejecimiento, se aplica en una sola capa, es de secado rápido y extiende la vida útil de la losa y la superficie.

Conoce todos los beneficios que trae consigo este sistema acrílico de nueva generación visitando su ficha técnica

Si tienes dudas sobre nuestros productos y servicios, te invitamos a consultar nuestra sección de contacto.

SÍ TE GUSTÓ ¡COMPÁRTELO!

Facebook
Google+
Twitter

Deja un comentario